Archivos de Categoría: Amor por los animales

Consejos de seguridad y bienestar para tus mascotas en estas fiestas

Las fiestas de Navidad y Año nuevo pueden convertirse en un peligro para nuestros amigos peludos.

Durante la Navidad cometemos excesos y salimos de nuestra rutina así como la de ellos. Adornamos nuestras casas, acudimos a lugares concurridos, recibimos más visitas en casa de lo habitual, nos desplazamos a ver a nuestros familiares y amigos.

Este cambio en nuestros hábitos afecta directamente a nuestro perro. Por ello la responsabilidad y conciencia de su seguridad y bienestar son primordiales también en estas fiestas de fin de año.

Nuestro amigo de cuatro patas se enfrenta a diferentes peligros que pueden afectar a su integridad física y emocional:

  • Adornos: el árbol de Navidad o el Nacimiento resultarán especialmente atractivos para nuestro perro, pues atraerán su curiosidad, por lo que hay que evitar colocar a su alcance objetos que pueda morder o ingerir, causándole un daño físico a veces irreparable.
  • Luces y cables: la iluminación navideña de nuestro hogar es una grave amenaza para nuestro engreído canino si no vigilamos su comportamiento. No debemos conectar adornos a la red eléctrica si no los tenemos a la vista y menos aún dejarlos encendidos si salimos de casa y dejamos solo a nuestro perro en el interior.
  • Sprays y purpurinas: en ocasiones adornamos objetos con sprays que simulan nieve o purpurinas que dan brillo y color. Debemos cerciorarnos que estos productos no son tóxicos en caso de ingesta, de producirse este incidente debemos llevarlos a su Veterinario.
  • Plantas y flores: mucho cuidado con las plantas y flores naturales que llevamos a casa en Navidad ya que podrían provocar intoxicación si es ingerida y daño en ojos o piel.
  • Restos de comida: jamás debemos dar a nuestro perro comida o bebida que hemos preparado para nuestra celebración de Navidad. Sobre todo hay que evitar grasas, dulces, café o alcohol. Nunca hay que dejarlo donde nuestra mascota pueda acceder a ello. ¡Cuidado de no descuidar las bolsas de basura o botellas semi vacías que podamos dejar en la cocina! Ofrécele a él sus snacks preferidos, que están elaborados con ingredientes que cuidan su salud.
  • Ruidos: evitar utilizar cohetes y petardos en nuestras celebraciones. Si lo hacen nuestros vecinos y vemos a nuestro perro asustado y nervioso, acerquémonos a él, acariciémoslo y hagamos que se sienta seguro. Pero no caigamos en la tentación de sobreprotegerlo, pues entonces reforzaremos su conducta de miedo.
  • Rutinas: hay que recordar que para nuestro engreído peludo es necesario conservar sus rutinas durante las fiestas navideñas. Respetando en la medida de lo posible sus horarios de descanso, comidas, juego y salidas a la calle.
  • Paseos: Debemos planificar los paseos con nuestro perro evitando zonas muy concurridas y ruidosas. Si pretendemos visitar alguno de estos lugares es preferible dejar a nuestro perro en casa o con alguien de confianza.
  • Momentos de tranquilidad: la visita a casa de familiares y amigos y nuestras salidas de casa pueden excitar a nuestro engreído canino, favoreciendo un constante estado de alerta y nerviosismo. Por ello debemos propiciar momentos para su tranquilidad y relax.
  • Incluyamos a nuestro perro en nuestros planes: siempre que sea posible y si el plan no perjudica su seguridad y bienestar, llevémoslo con nosotros adaptando nuestros planes navideños para que él también pueda disfrutar en nuestra compañía y sentirse seguro. Recordemos que no solo es nuestro mejor [email protected] sino que también es parte fundamental de nuestra familia.

Por que el lugar adecuado para dormir cuenta

Hamacas para perros

Al igual que nosotros, nuestros amigos peludos también necesitan dormir para regenerarse de la estresante vida cotidiana. Entre buscar pelotas y correr por toda la casa, el perro adulto necesita entre 12 y 15 horas de sueño todos los días. Si la nariz peluda no puede mantener sus horas de descanso, la fatiga se produce rápidamente. A un perro cansado le resulta mucho más difícil seguir los procesos de aprendizaje y desarrollarse física y mentalmente. En el peor de los casos, esto incluso puede provocar depresión.

Además de la recreación, el sueño en perros, al igual que en los humanos, sirve para procesar la vida cotidiana del perro. En este contexto, nuestros amigos peludos sueñan al igual que sus amos. Todos los dueños de perros probablemente lo hayan visto antes: el movimiento de las piernas, los gruñidos o jadeos en la cama del perro mientras los amigos de cuatro patas se demoran en la tierra de los sueños.

Todos estos fenómenos son indicadores del tipo de sueño por el que está pasando nuestros perros. Los investigadores han descubierto que los perros sueñan mucho más vívidamente que los humanos, y las razas más pequeñas son significativamente más activas durante el sueño que las de los perros más grandes. Los chihuahuas por ejemplo pueden ingresar a un nuevo mundo de fantasía cada diez minutos, en cambio las razas más grandes como los labradores o los pastores, pueden tener intervalos de sueños de hasta horas de diferencia.

Los sueños de los perros son extremadamente variados. Desde la caza hasta el juego de pelota y la defensa contra ladrones, los amigos de cuatro patas experimentan una amplia variedad de escenarios en su cama

Para poder garantizar sueños placenteros, un lugar cómodo para dormir es el principio y el fin. Al igual que nosotros, los perros solo pueden encontrar un sueño reparador deficiente si los cojines incómodos causan dolor y los mantienen despiertos. Las Hamacas para perros de Nuku aseguran un alivio óptimo de la columna y las articulaciones para las narices peludas y, por lo tanto, garantizan un sueño tranquilo, que a su vez contribuye a una psique saludable y una vida canina feliz. Así que siempre vale la pena invertir en una cama para perros de alta calidad.

¿Cúanto duermen los perros?

¿Tu perro es un dormilón o tiene el sueño intranquilo? Aprende más sobre cuánto duermen los perros.
Los perros pasan por las mismas fases de sueño que nosotros, sueñan y tienen pesadillas. En las fases de sueño no-REM de ondas lentas suelen recordar lo que han hecho en el día mientras que en la fase REM más profunda es cuando sueñan con experiencias pasadas y realizan manifestaciones físicas como mover las patas, ladrar, lloriquear… Incluso roncan muchísimo, sobre todo, en razas braquicéfalas que tienen las vías respiratorias estrechas y nariz chata como los bulldog o los shih tzu. Cada perro es un mundo pero todos necesitan ejercicio y descanso, respétale cuando duerma y déjale soñar tranquilo. ¡Ayúdale a soñar!
Cada perro según sus características y rutina diaria puede necesitar más o menos horas de sueño, hay perros muy activos que necesitan hacer mucho ejercicio para dormir bien y otros más tranquilos que duermen como marmotas sin problemas. La actividad física influye mucho en sus ganas de dormir. Si quieres que tu perro duerma bien juega con él y dale buenos paseos todos los días. Cuanto más ejercicio realizan durante el día, más duermen por la noche.

En general, un perro adulto duerme unas 13 horas al día, repartidas en unas 8-9 horas nocturnas y pequeñas siestas o descansos diurnos más ligeros. La edad influye en su sueño, cuando son cachorros duermen muchísimo, el 90% del día, aunque lo hacen de forma inconstante con interrupciones del sueño y cambiándose de sitio hasta que regulan su reloj interno y aprenden a dormir en su camita como los adultos. Cuando es pequeño puedes ayudar a descansar tranquilo poniéndole en su camita una ropa con su olor o incluso un reloj con tic-tac que simule el corazón de su madre. Los perros cuando se hacen mayores, más si tienen problemas de la edad como artritis que les produce dolor, pueden dormir toda la noche de un tirón sin moverse del sitio.

A todos les encanta tener un refugio donde descansar, una camita para estar tranquilos. Conviene reservarle un rincón fijo para dormir un lugar alejado del ruido y un cojín o camita que le resulte cómodo. Mejor en el suelo que en la cama, ya que dificultaréis vuestro sueño y el suyo despertándonos cuando nos movemos dormidos en la cama. La época de año puede influir en sus ganas de dormir, en inviernocon el frío suelen estar más perezosos y querer “hibernar” en su camita más tiempo. Puede necesitar camitas más acolchadas y manta en esta época y tejidos más ligeros en verano o con calor en las que suelen preferir incluso dormir en el suelo. Cuida que la temperatura sea agradable, ni frío ni calor.
Obsérvale un día su rutina de sueño, cuántas horas duerme durante el día y a qué hora te despierta por las mañanas. Esas son las horas que necesita tu perro para estar bien.

Respeta su sueño y no le molestes cuando está descansando ni le despiertes, si hay niños en casa enséñales a que le dejen dormir tranquilito sin agobiarle. Los perros como las personas necesitan dormir para reponerse del cansancio del día, para reactivar su organismo y llenarse de energía además se notará en su salud. Conviene adaptar su descanso al nuestro y llevar una rutina de sueño que les permita dormir las horas principales por la noche. Ten en cuenta que los perros enseguida se adaptan a los hábitos de sus dueños, así que seguramente aprovechará si te echas una cabezadita para echarse una pequeña siesta él también.

Un buena alimentación también ayudará a que tu perro duerma de manera adecuada y tenga un descanso reparador.
Una falta de sueño puede irritar su carácter, no se trata de obligarle a dormir sino simplemente pero tampoco le obligues a dormir si no quiere. Igualmente, si el perro está aletargado, sin ganas de moverse y se pasa el día durmiendo puede ser síntoma de que tenga algún problema de salud, consulta con tu veterinario.

Beneficios de tener un perro en casa para los niños

En primer lugar, los beneficios de tener un perro para los niños son muchos, te detallamos alguno a continuación:

Aumento del sentido de la responsabilidad: tener un perro en casa significa seguir unas pautas como sacarlo de paseo, gastos veterinarios, gastos en comida y en accesorios; si después de echar cuentas te decides a dar el paso, la inversión valdrá la pena en cuanto veas como tu hijo juega con él y se responsabiliza de cuidarlo y de respetarlo, enseñarle trucos, darle de comer.

Desarrollo social de tu hijo: tener un perro y sacarle de paseo al menos 3 veces al día (de forma fácil gracias a las correas para perros) hace que tu hijo se relaciones más con la gente, supere barreras de timidez, le aporta confianza y seguridad.

El principal beneficio de tener un perro en casa es que fomenta el compañerismo y la amistad: el perro le ayudará a convivir con otras personas, y a preocuparse por sus emociones y sus sentimientos, la comunicación del niño entre su mundo interior y exterior se realiza de manera más sencilla
Fomenta la autoestima: con este nuevo compañero de juegos le será más fácil aprender a leer…¡Qué tierno es ver como les leen cuentos!, y quién mejor que un paciente perro que no le va a juzgar si se equivoca.

Reducción del riesgo de alergias y asmas: convivir con perros reduce un 12% el riesgo de sufrir esas enfermedades.
Ayuda a tener buena salud, disminuye estrés y la presión arterial: Abrazar o acariciar a un perro disminuye la presión arterial y el ritmo cardiaco. Además ayuda a los niños contra el sedentarismo, en definitiva les aporta un bienestar físico y emocional.

Relación de confianza mutua: otro de los beneficios de tener un perro para los niños es la fidelidad absoluta e infinita con el miembro más pequeño y débil de la manada, los perros son excelentes protectores y no dudarán a la hora de proteger a tus hijos.
Les aporta humildad, empatía y respeto por todos los animales

Éstos son sólo algunos de los beneficios de tener un perro en casa, hay muchos más, y si ya te has decidido a tener un perro para que sea el fiel compañero de tus hijos, los irás descubriendo poco a poco.

Esperamos que te haya gustado
Nos vemos en el siguiente post
¡¡¡GUAU!!!

Abrir Whatsapp
Hola
¿En que podemos ayudarte?